Gentío apoya la despenalización de la interrupción del embarazo en tres causales

El movimiento social Gentío apoya la despenalización del aborto en tres circunstancias específicas: cuando la vida de la madre corre peligro, cuando la criatura tenga malformaciones incompatibles con la vida, y cuando sea consecuencia de una violación o incesto.

Las representantes de Gentío expresaron que este es el momento para incluir las tres causales en el Código Penal. Advierten que dejar fuera las tres causales es condenar a muerte a las mujeres y niñas pobres de nuestro país.

Manifestaron que se unen a las voces que procuran que mujeres y niñas vivan en salud y dignidad, además entienden que no es justo que una ley obligue a morir a la mitad de la población.

Las tres causales son un mínimo para las mujeres. Estas se encuentran ligadas a la garantía de otros derechos como: la vida, integridad, autonomía, privacidad e intimidad. ¡Negarlas es negar derechos fundamentales!

Señalaron que no es cierto que las tres causales entren en contradicción con la Constitución Dominicana, tampoco obligan a ninguna mujer a interrumpir el embarazo; permiten a una mujer o niña decidir si interrumpe su embarazo en los tres casos específicos.

Por lo que no hay excusas para que el Congreso Dominicano no legisle para preservar la vida de las mujeres y niñas.

Además, entienden que el presidente Luis Abinader debe ejercer su
liderazgo en defensa de la inclusión de las tres causales en el Código Penal, tal como lo ha hecho recientemente con otras leyes y proyectos. Tiene una responsabilidad política y social, por lo que no puede desligarse diciendo que su opinión sobre las tres causales es personal.

Les recuerdan a las autoridades que la República Dominicana tiene una de las tasas más altas de mortalidad materna en América Latina y el Caribe. En 2020, la mortalidad materna en el país aumentó un 20.2%, dejando en total 208 mujeres fallecidas por causas asociadas con el
embarazo. Y, de acuerdo con informes oficiales, el 9% de la mortalidad materna corresponde a embarazos terminados en aborto.

Prohibir el aborto es un trato cruel e inhumano, viola los derechos humanos y no es una medida efectiva para reducir el número de abortos que se practican. Por el contrario, obliga a las mujeres
a que se practiquen abortos clandestinos que ponen en riesgo su salud y su vida.

Además, tal prohibición afecta de manera diferenciada a las mujeres en situación de pobreza, las mujeres migrantes y todas aquellas que no pueden acceder a información y servicios de calidad.

Concluyeron que no se puede hablar de democracia cuando se condena a morir a mujeres y niñas.

Ni presas, ni muertas! Vivas en salud y dignidad!

Autor: Por la Redacción

comunicador, locutor, productor de TV. directivo del SNTP y Adompretur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s