Basta ya al irrespeto y la desobediencia a nuestra Policía Nacional

Por: Ramón Bierd (Chayanne)

A cada momento vemos en las redes sociales, videos de jóvenes y de otros no tan jóvenes, desafiando a los miembros de la Policía Nacional, en una actitud amezante e irrespetuosa.

Estos videos que se han hecho virales en las distintas redes, no es más que una manera irresponsable y grotesca de querer llamar la atención y querer hacerse los graciosos o graciosas; lo que nunca se imaginaron esos atrevidos charlatanes, huérfanos de padres vivos, que la institución del orden tiene mecanismos de inteligencia para lograr su ubicación, apresarlos y someterlos a la justicia.

El método que está usando nuestra Policía Nacional, es un excelente instrumento para devolverle la pelota a su propia cancha, colocándole el antes y el después, el antes, donde los protagonistas se tornan desafiantes, amenazantes, leones, brabucones, intocables y luego vemos el despues, donde aparecen mansos corderitos, arrepentidos, pidiendo perdón y diciendo que donde dijeron digo, quisieron decir Diego.

La población consciente, racional, comprometida con el bienestar y la tranquilidad del país, los padres responsables, que tienen el deber de garantizar el futuro de sus hijos y el de su familia, tienen el compromiso, la obligación y la responsabilidad, de apoyar y respaldar nuestros hombres y mujeres de la Policía Nacional, una institución compuesta por hombres y mujeres, que cada día arriesgan su salud y la de su familia, por protegernos, por brindarnos seguridad y garantizarnos nuestra integridad.

Esos charlatanes, irresponsables, que desafían nuestras autoridades, tienen que recibir el rechazo y el dedo acusador de quienes queremos vivir en paz, con salud y tranquilidad.

Es momento de darle un espaldarazo a esos héroes que arriesgan sus vidas por salvar la ajena, por presenvar la salud de los demás, antes que la de ellos, enfrentemos a esos antisociales que son enemigos de la sociedad y la patria, de la paz y el buen vivir, basta ya al irrespeto, la desobediencia y la desconsideración a los hombres y mujeres de nuestra institución del orden, que de hecho, bastante ya tienen con los miserables e insignificantes sueldos que devengan.

La ciudadanía, los gremios profesionales y sociales de nuestro país, deben pronunciarse y brindar un apoyo contundente e incondicional a esos valientes héroes que luchan cada dia por mantener el orden, la paz y la tranquilidad de nuestros conciudadanos, para que no se sientan solos, desamparados y abandonados a su mejor suerte.

Autor: Ramón Bierd Henríquez

Periodista-Comunicador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s