Un Santiago limpio y ordenado que Abel Martínez ha hecho renacer con inclusión y soluciones

Santiago. -Las labores municipales en el Ayuntamiento de Santiago, en favor de la ciudad, no se han visto interrumpidas en ningún tramo de la presente gestión municipal que encabeza el alcalde Abel Martínez, que en los momentos más críticos por el paso de fenómenos naturales también ha estado presente, cumpliendo con su compromiso y buscando la solución de los problemas comunitarios.

Construcción de obras de interés comunitario, como aceras, contenes, badenes, peatonales, casas clubes, centros comunitarios, muros de gaviones, canchas deportivas, asfaltado, saneamiento de cañadas, entre otras soluciones, forman parte de la exitosa gestión del alcalde Abel Martínez.

El cumplimiento del Presupuesto Participativo, por parte de la presente administración, es uno de los principales logros, lo que ha beneficiado a comunidades que estaban huérfanas de las inversiones municipales y que en el actual período han contado con la ejecución de las obras asignadas a cado sector.

Santiago, con todos sus barrios y urbanizaciones, hoy forma parte de una gestión que se ha dedicado a estar junto a sus moradores, que los hace sentir el orgullo de ser santiagueros, con una ciudad limpia, ordenada y con grandes atractivos, que cuenta con la galería de arte urbano más grande y completa del país, con los murales de ciudad, obra cultural que ha repercutido a nivel nacional e internacional.

El sistema de limpieza implementado por el equipo encabezado por Abel Martínez, colocó a Santiago, como la ciudad más limpia de la Republica Dominicana, dejando atrás el alto grado de contaminación que existía en la ciudad por el gran cúmulo de basura en todas partes, llegándose a contar más de dos mil vertederos improvisados.

Se ha establecido un eficiente programa de limpieza y recolección de los desperdicios sólidos, que no da tiempo a que se acumule la basura y los camiones recolectores frecuentan los barrios y urbanizaciones hasta tres y cuatro veces por semana, mientras el centro de la ciudad permanece limpio las 24 horas.

Los altos grados de higienización hicieron prácticamente desaparecer las enfermedades infecto contagiosas y respiratorias, fruto de la humareda del Vertedero de Rafey, que se mantenía incendiado e inundaba de humo toda la ciudad durante el día y la noche,

mientras los hospitales estaban abarrotados de personas afectadas por dengue, chikungunya, afecciones respiratorias y de la vista.

El alcalde Abel Martínez, también ha desarrollado un amplio programa de señalización de calles y avenidas en toda la ciudad, incluyendo sus barrios que ahora lucen como si fuesen urbanizaciones, tales son los casos de Los Ciruelitos, Camboya, Los Salados, Pueblo Nuevo, Los Pepines y Nibaje, entre otros sectores.

Autor: Ramón Bierd Henríquez

Periodista-Comunicador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s