Al dedillo

FAMILIA VERDE

Por: Johanna Benoit

Nos acercamos a un nuevo año y con el un sin números de propósitos que cumplir, entendemos vendrá repleto de compromisos y nuevas estrategias de mercado, las empresas siguen su crecimiento y siguen ofertando calidad como es el vivo ejemplo de la gran familia verde.

Una empresa prometedora en la industria de la belleza, quienes han mantenido su liderazgo y afianzamiento en esta sociedad Santiaguera que los ha visto crecer y los ha acogido de la mejor manera, desde sus inicios son referentes en el buen servicio, promotores de una organización comprometida en brindar experiencia, forman un equipo humano que cada día trasciende en sus funciones y que realmente se sienten conectadas con la estructura empresarial.

Me refiero al grupo Beia Beauty Center, establecida en esta ciudad corazón, comandada por gente analistas, emprendedores, visionarios y de buen corazón.

La industria de la belleza en la República Dominicana genera dinero y la tendencia es seguir creciendo para muestra un botón, en menos de cinco años esta familia verde cuenta con tres modernas espaciosas sucursales en la región del Cibao, abriendo un abanico de oportunidades a hombres y mujeres profesionales del área de la belleza.

“Según un estudio de la Universidad de Harvard en Estados Unidos, 71 por ciento de las personas dicen que es muy importante tener una conexión con los trabajadores para alcanzar el éxito organizacional, y sólo 24 por ciento dijo que sus organizaciones están realmente relacionadas. Los equipos que entienden los objetivos organizacionales van a estar más involucrados y trabajarán mejor para alcanzar la misión empresarial.”

Hay un futuro prometedor en esta empresa líder en servicios de belleza, merecedora de nuestra admiración y respeto, les cuento que recientemente fui invitada al acto de bendición de una nueva casita verde en la provincia La Vega, siempre hemos sido testigo de sus grandes éxitos.

Dos mentes se unieron para materializar sus sueños de ser entes productivos, innovadores, han marcado la diferencia en este sector, creyeron en su potencial y en lo que podían brindar, pues ya hoy son referentes en este mercado, su responsabilidad social como marca se hace presente en sus iniciativas, comparten su visión, respetan al consumidor, la inversión en capacitación de su equipo humano es parte de su éxito empresarial y la innovación el activo relevante.

Ha quedado demostrado que las empresas cuando mantienen su liderazgo, su filosofía de buenos valores, transparencia, trabajo en equipo, pasión por el buen servicio y cercanía hacia sus clientes y empleados la satisfacción es permanente.

Felicidades a su fundadora, Arleny Lantigua y a su presidente Ulises Bueno, por implantar un código de ética empresarial exitoso, basado en valores y compromiso social, éxitos en estos espacios establecidos aquí en Santiago y en la ciudad de la Vega, y muchas gracias dejarme ser testigo de sus excelentes atenciones y por hacernos sentir súper especiales.

Hasta otra entrega

¡Que Dios les bendiga!

Autor: Ramón Bierd Henríquez

Periodista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s