Al dedillo: Activemos nuestra inteligencia emocional

Por: Johanna Benoit

Buenos días lectores

Cada amanecer es una oportunidad para agradecer que estamos en salud y en bienestar familiar, Dios, la vida, y el tiempo nos dan lecciones, lecciones que a veces no podemos asimilarlas, pero que con el transcurrir la aprendemos a cómo de lugar.

Agradezcamos cada una de las lecciones aprendidas, cada momento vivido, cada paso que demos, pues de ellos depende en gran medida, que tanto hemos cultivado ese aprendizaje que nos ha devuelto la confianza en uno mimo.

Ser agradecido es la mejor manera de demostrarle a la vida de que estamos hechos, cuáles sentimientos arrojan nuestros corazones, y que tan importante es, transmitir y optar por mantener una actitud positiva ante las circunstancias que arrojan nuestras acciones.

El universo va a conspirar a favor de nuestros ideales, de nuestros pasos, tener presente que la actitud lo es todo.

Despertemos la creatividad, el ánimo de crecer, de ser personas humildes, leales a nuestros propósitos , que el objetivo sea vivir plenamente, despachemos alegría, brindemos por la vida y los sueños.

La vida radica en el amor que todo lo puede, el amor que trasciende, el amor que vive en nosotros, que todo lo tolera y que todo hace que fluya.
Ante todo, disfrutemos de las bondades que nos brindan los recursos naturales, y las maravillas de la vida.

Ser pacientes y esperar. La recompensa vendrá y no muy lejana, testimonio fiel de una experiencia que siempre llevamos en el alma. Creemos en la frase que dice, después de la tormenta, viene la calma.

La prudencia permite que desarrollemos valores importantes que no debemos dejar de mencionar, el sentido común de la vida, saber que siempre se puede y podemos, no permite que abandonemos nuestros sueños, perseverancia, de esto depende el éxito y también el fracaso, cuando somos prudentes, ganamos personas, sumamos al entorno, y nos convertimos en ejemplo a seguir.

Es el momento preciso para aplicar nuestra inteligencia emocional, conocernos más y sobre todo amarnos más. Que nunca nos falte el amor verdadero, el amor de Dios, el amor de nuestra gente.

Vamos a sonreírle al mundo, vamos a mostrar nuestra mejor versión, pues Dios y la vida nos promete un banquete de bendiciones.

Hasta otra entrega

Dios les bendiga

benoit181182@gmail.com

Autor: Por la Redacción

comunicador, locutor, productor de TV. directivo del SNTP y Adompretur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s