Presencia de los colonizadores europeos en Jacagua

Por: Tony Rodríguez

Dos hazañas se resaltan de la labor de Frey Nicolás de Ovando en La Española, desde su llegada en 1502 a la isla se planteó el traslado de las sedes de Santo Domingo y Santiago de los Caballeros hacia nuevos solares.

La ambiciosa expedición de Ovando incluyó 32 embarcaciones en las que abordaron Francisco Pizarro y Bartolomé de las Casas.
La Villa de Santiago había sido plantada en 1495 por Cristóbal Colón próximo al río Yaque, en el solar de Rafey.

El nuevo gobernador de la Isla decidió mudar a Santiago al solar de Jacagua, proceso que empezó en 1504.
En Jacagua se plantaron las tres cruces tradición que se arrastra desde los tiempos de Constantino I, emperador de Roma.

Por instrucción de los Reyes Católicos, Ovando empezó la misión de desarrollar un modelo de economía básica en La Española, establecer estructuras políticas, sociales, religiosas y administrativas.

Más de dos mil aventureros acompañaron a Ovando en su incursión en la Isla, una parte de ellos participó en la gestión de mudanza de Santiago al nuevo espacio en que se plantaría un Ayuntamiento y un templo para el dominio político y espiritual, así también los hatos para la producción agrícola y pecuaria.
Muchos de los que llegaron junto a Ovando, al no ver satisfechas sus expectativas en la Isla, partieron hacia otros destinos de América en actitud mercenaria.

Aunque no se tiene constancia de su presencia en los predios de Jacagua, Bartolomé de las Casas no llegó revestido de sacerdote a la Isla, su participación desde 1502 fue como encomendero, rol en el que persiguió y combatió a los aborígenes.

Fue a su regreso a España en 1506 cuando se consagró como fraile, regresando a Santo Domingo en 1508, con la misión de defender derechos de los indígenas. Su cambio de actitud lo llevó a plantear que se integraran esclavos traidos de África para mitigar la dura jornada a la que los colonizadores obligaban a los aborígenes.

Fue en Jacagua, año 1508, que se recibió el Escudo de Armas dado por el rey Fernando.

El escudo colorado con cinco veneras blancas, con una orla blanca y en ella siete veneras coloradas.
En 1514 se realizó en la Villa de Santiago (hoy Santiago Viejo), el primer censo población y de viviendas, dando el resultado de que 60 ciudadanos de la madre Patria residían en el lugar, distribuidos en 40 viviendas, y que tenían a su disposición un cabildo y una iglesia.
Fue en Jacagua donde se produjo la rebelión de esclavos que encabezó Diego del Campo o Diego de Ocampo, y fue en el Pico de la cordillera Septentrional, en lo alto de Jacagua donde en 1546 murió en combate este negro cimarrón.

Durante 58 años, hasta el terremoto del 2 de diciembre 1562, Jacagua fue la sede de despachos oficiales y de grandes acontecimientos históricos vinculados a la época colonial.

Autor: Ramón Bierd

comunicador, locutor, productor de TV. directivo del SNTP y Adompretur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s