Al dedillo: “La Buena Crisis”

Por: Johanna Benoit

Saludos amigos lectores

En la semana pasada tuve la oportunidad de estar presente en una actividad de crecimiento personal y profesional. Crecer y aprender a superarnos debería ser la meta de cada uno de nosotros.

Asimilar los desafíos que trae consigo el vivir momentos de preocupación, y estrés, el no saber cómo enfrentarlos, me parece bien difícil. Me pregunto, quién no ha querido tirar la toalla, quien no se ha sentido o ha estado a punto de explotar y decir ya no puedo más.

Quien no ha vivido esos momentos de crisis, económica, social, política, familiar y profesional, la ruptura de una relación amorosa, perder un familiar o quedarte sin trabajo, Pues a decir verdad, no estamos exentos.

Hemos escuchado de especialistas que se dedican a estudiar la conducta humana que toda situación por más difícil que parezca siempre tiene algo que enseñarnos.

Se dice que las personas triunfantes han pasado por estas situaciones, tener un plan, aceptar los obstáculos y superarlos, ser perseverante nos garantiza el éxito. Pero no el éxito del Penco.

Este tema de “La Buena Crisis” se estuvo desarrollando en nuestra ciudad corazón por el destacado conferencista internacional Alex Rovira, invitado en la sexta versión de conferencias que organiza el Centro de Innovación y Capacitación Profesional.

Algunas de las herramientas que nos ayudan a superar esas crisis para ser triunfadores según el experto en psicología del liderazgo y tomar medidas en escenarios pertinentes.

“Las crisis son para aprender, combatir las dificultades y seguir remando, gracias a la crisis, propiciamos el cambio. El no-cambio y la resistencia a aceptar que las cosas han variado de forma significativa son mucho peores, ya que pueden arrastrarnos hacia una situación crítica: cruzarse de brazos cuando hay un incendio es síntoma inequívoco de que un pirómano habita en nosotros. La rutina deriva en crisis, porque el inmovilismo es insostenible y, en última instancia, conduce a la muerte”.

Habló de situaciones que se deben aprovecharse en momentos de dificultades, con el objetivo de revertirlas en oportunidades de crecimiento y negocios. Defiende la esencia positiva de todo ser humano, formidable potencial de desarrollo, enseñanzas son adaptables a la creación de la gestión empresarial y al progreso individual.

Decía Albert Einstein que la crisis es buena porque de ella aprendemos, “Es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar ‘superado’. Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias.”

Aprendamos a manejar cualquier crisis y saquemos de ella nuestra mejor versión.

Hasta otra entrega

Que Dios les bendiga!

benoit181182@gmail.com

Autor: Ramón Bierd Henríquez

Periodista-Comunicador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s