Domingo Moronta, un ganador digno de admiración y respeto

Por: Yovanny Bierd (Chayanne)

Haber acompañado hasta el último momento de su precandidatura a un hombre excepcional, con condiciones extraordinarias que mereció y merece ser candidato de su partido y más luego diputado al Congreso de la República, como es Domingo Moronta.

Moronta emprendió un proyecto con las más sinceras y mejores intenciones de que cada uno y cada una de las y los dominicanos, tengamos un mejor estado de derechos, que nos sintiéramos orgullosos de vivir en un país con igualdad de condiciones.

Domingo Moronta es un hombre sencillo, sincero, humilde, serio, trabajador, solidario, fiel, leal y sobre todo, humano, cosa que le falta a la mayoría de los precandidatos que salieron electos, tanto dentro de su partido (PLD), como fuera de éste.

Domingo es un ganador, porque sin tener recursos, ni tener un apellido sonoro, logró ganarse el aprecio, la admiración y el respeto de los que los acompañamos hasta el último tramo de las primarias, bucando sus votos, defendiendo su derecho de elegir y ser elegido, llevando sus mensajes de aliento y esperanza, para juntos lograr el objetivo final que dió el comienzo a ésta precandidatura.

Hoy, Domingo Moronta debe y tiene que sentirse orgulloso del papel realizado, de su equipo político que lo acompañó y de su imagen ante la sociedad y el electorado como hombre, como empresario y como político.

No me arrepiento de haber dado el paso de acompañarlo, de apoyarlo y si me tocara la oportunidad de volver hacerlo, no lo pensaría dos veces para volver a repetirlo, porque hombres como Domingo Moronta, no se dejan solos, no se le da la espalda, no se les deja arar en el desierto, a políticos como Moronta, se le extiende la mano, se le anima a seguir adelante, a no mirar hacia atrás, a olvidar el pasado, a concentrarse en el presente para construir un mejor futuro para todos los dominicanos que creen y confían en un mejor porvenir para tener una mejor calidad de vida.

Si antes sentía admiración y respeto hacia él, hoy se multiplica y se reeduplica, por su gallardía, su entrega, su humildad y su don de gente.

Domingo Moronta no perdió, perdió el PLD, por no llevar un candidato honesto, perdió Santiago, por no tener un verdadero y auténtico representante que defienda sus intereses y luche por sus problemas y sus necesidades, perdió el Congreso, por no tener en su curul a una persona con calidad moral que le devuelva el prestigio y la confianza perdida de esa entidad y perdió el país, por no tener un representante en una de las esferas de poder del estado, un defensor que le duela el rumbo y la apatía con que los actuales protagonistas han llevado al pueblo a creer cada vez menos en los políticos y en los partidos.

Autor: Ramón Bierd Henríquez

Periodista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s