NUNCA ES MÁS OSCURA LA NOCHE QUE CUANDO VA AMANECER.

La historia de la Política Dominicana está matizada por los claroscuros determinado por las luchas maniquea de los caudillos del de turno, desde Pedro Santana hasta Danilo Medina. La institucionalidad siempre ha sido un estandarte proclamado por los grupos en pugnas que tratan de imponer sus miopes visiones sobre la organización social que obliga el nivel de desarrollo de la nación y no la voluntad egoísta y los intereses mezquinos que protagonizan la “lucha dialectica” imprevista de objetividad pero provista de “puntualidad” impuesta por la falta de recursos e inspiración por un lado y en la contemporaneidad por la abundancia de esos recursos y la carencia de valores y principios.

Las cantaletas, peroratas y maléficas consignas de los líderes políticos contemporáneos, sin tener intención de perdonarlos por los sucesivos y bien solapados actos de traición cometidos contra la legitimidad de los escasos líderes paridos por la patria ya sea por su valor personal o por su asertada visión de desarrollo social, político y económico. En las últimas décadas se han librado luchas dentro de instituciones políticas desechas por la ilegitimidad de sus liderazgos y por haber relegado la fórmula para lograr 《El Liderazgo》 a la suscripción en El Presupuesto Nacional, fuente inagotable de recursos para mantener parásitos y promover anti valores.

Estamos viviendo el momento más oscuro de la “Politica Dominicana” por una lucha personal entre Leonel Fernandez y Danilo Medina, su única herramienta es demostrarse entre ellos mismos quien tiene la razón en el cumplimiento o violación a un acuerdo que solamente conocen ellos dos y el ingeniero que funge como economista: Temostocle Montas, cariñosamente “Temo”.

Esta situación tendrá como resultado una solución En el exterior del Congreso Nacional que DIOS NO LO QUIERA, pero es el único recurso que dejan a la Dognidad Nacional para ejercer el sagrado derecho que tienen de defender nuestra Acta de Nacimiento como Estado (LA CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA). Esperemos que “La Sangre que pudiera derramarse” en las explanadas circundante a tan magno edificio sirva para poner punto final a la desmedida ambición de lucro y poder de los políticos del patio.

José Francisco Hernández
josefranciscohernandezcastillo@gmail.com

Autor: Ramón Bierd Henríquez

Periodista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s