Al dedillo: Protectora del pueblo dominicano.

Por: Johanna Benoit

Buenos días lectores

Cada 21 de enero la República Dominicana, en especial la iglesia católica celebra el día de la Virgen de la Altagracia, considerada madre protectora del pueblo dominicano.

Fecha importante en la cual fieles a la madre protectora visitan varios santuarios del país. Los más concurridos, Parroquia Nuestra Señora de La Altagracia y Basílica Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey,

Hay una costumbre cada año de rendirle honor, desde tempranas horas de la madrugada en la Parroquia Nuestra Señora de La Altagracia, la segunda en importancia de esta ciudad de Santiago, feligreses acuden a las misas que se realizan todo el dia en homenaje a la Virgen de la Altagracia, hacer peticiones, dar gracias por las protecciones obtenidas, y por interceder en sus vidas.

Prácticamente la emblemática calle del sol se cierra por motivo de esta festividad, aquí llegan personas de casi todas las provincias del Cibao, durante las fiestas patronales en honor a la Virgen de La Altagracia, este templo realiza actividades de grupos musicales en estos días de celebraciones.

Otro lugar al que asisten miles de devotos es La Basílica Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey, declarado monumento dominicano, sin lugar a dudas, es uno de los santuarios más visitados en el país.

Propicio el momento para pedir que copiemos de nuestra madre protectora, que vivamos en la fe y para que interceda por nosotros. Dominicana es un país de fe, tal como lo dice en el escudo, Dios, Patria y Libertad. Dice el rezo, Abogada nuestra, misericordiosa y llena eres de gracias, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra amén.

Felicidades a las Altagracia, Taticas, tatas, tita, titica, tatas y que hoy celebran su fiesta de cumpleaños.

Les dedico este poema en homenaje a la Nuestra Virgen de La Altagracia, autoria de Nelson Nicolás Deschamp

¡Oh! Virgen de la Altagracia

¡Oh! Virgen de la Altagracia a tus pies vengo de hinojo

Quiero que al verme en tus ojos derrame tu bendición

Y sentir la sensación de que estas en mi vivir

Para calmar mi sufrir guárdame en tu corazón

Extiende esta bendición a toditos mis hermanos

Al pueblo Dominicano porque en ti tiene su fe

Cuando aclamo a San José tú eres la virgen María

Santa y pura Madre mía quiero estar donde tú estés

De la cabeza a los pies ven cúbreme con tu manto

Y que el Espíritu Santo proteja siempre tu gracia

La piedad nunca te falta y te sobra la bondad

Y como en ti no hay maldad danos toda la esperanza

Para tener la confianza de siempre acudir a ti

Ámame como yo a ti; ¡Oh! Virgen De la Altagracia

Fin.

Hasta otra entrega

Que Dios les bendiga!

benoit181182@gmail.com

Autor: Ramón Bierd Henríquez

Periodista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s