Monchy Rodríguez y su llamado a la unidad del PLD

Por: Yovanny Bierd (Chayanne)

Santiago, Rep. Dom.-Monchy Rodríguez ha sido el único alto dirigente del PLD que ha mantenido un llamado constante y coherente por la unidad de su partido, lo ha dicho en privado y lo ha expresado públicamente.

Es como si sólo a él y a nadie más, le importara la suerte que pueda correr el Partido morado y la estrella amarilla, el cual el pueblo Dominicano ha depositado su confianza otorgándole las riendas del poder en la últimas 4 elecciones presidenciales.

El llamado de unidad que hace Monchy, es un llamado sincero, de corazón, porque le duele el rumbo que pueda tomar ésa organización y ha visto el interés desmedido de algunos de sus miembros que han puesto más empeño en sus proyectos personales, que la suerte interna que pueda tener éste organismo que forma parte del sistema político Dominicano.

Todos los que conocen a Monchy Rodríguez saben que es un hombre de Danilo Medina, pero esa lealta y esa fidelidad hacia el presidente, no lo ha obnubilado para detractar o depotricar contra alguno de sus compañeros o fuera de su partido que no coincida con sus lineamientos o el de su lider.

El llamado del Presidente Municipal de Santiago, hay que ponerle atención, hay que darle apoyo, desde los más encumbrados de sus dirigentes, hasta los más simples miembros de los comité de base que conforman ésta maquinaria política que se llama Partido de la Liberación Dominicana, una organización fundada por uno de los hombres más digno y honorable que tierra alguna haya parido como lo fue el Profesor Juan Bosch.

El llamado a la unidad, no es un capricho del Director General de Pasaportes y miembro del Comité Central, es mas bien una voz de alerta, para que no se cometa el mismo error que han cometidos otros partidos de la oposición, cuyas ambiciones personales y su sed insaciables de protagonismo han contribuido con el desmembramiento de su estructura, convirtiendolos en entelequias políticas y bisagras oxidadas.

Monchy lanzó su grito de alarma, lo hizo porque tiene la calidad moral para hacerlo y la capacidad intelectual para darse cuenta de lo que está pasando en su partido, con sus dirigentes y con sus miembros, teniendo una visión de futuro y tomándole la palabra a ese guerrillero eterno Ernesto Ché Guevara, cuando dijo: “Si no luchamos juntos, nos van a matar por separados”.

Monchy está viendo donde nadie quiere ver y oyendo donde otros se hacen los sordos, porque como dijo el gran lider Indú Mahatma Gandhi: “Lo más astroz de la gente mala y de la cosa mala, es el silencio de la gente buena”. Quizás para muchos, Monchy no sea una gente buena, pero ante la indiferencia, la desunión, el individualismo y el sectarismo que está tomando su entidad, no le permite quedarse callado y tomar la misma actitud que cobardemente han tomado la mayoría de sus compañeros, una actitud de indiferencia e indolencia.

El Partido de la Liberación Dominicana es un partido compuesto por hombres y mujeres inteligentes, pero como dice el proverbio chino: ¿Ante las garras del Tigre, de que le sirve la inteligencia a la Gacela?

Autor: Ramón Bierd Henríquez

Periodista